Sé hueco cómo la flauta, para que lo divino suceda a través de Ti..

Con Amor y Alegría en nuestros corazones les comentaremos a continuación las actividades que fueron realizando los jóvenes/adultos de Argentina y Venezuela a lo largo de Diciembre.

Cada domingo del mes de Diciembre los jóvenes/adultos, donde mayormente las mujeres ganaban en cantidad al lado de los hombres, concurrían a entregar el desayuno a personas en situación de calle.

Todo surgió por las ganas que tenían en conjunto por hacer el bien al prójimo, y servir a su sociedad de la manera más desinteresada que ellos sentían y, sin dudas en menos de una semana estaba todo listo y coordinado para partir hacia el encuentro. Inclusive más personas fueron acercándose al grupo en distintas maneras para colaborar, es decir la solidaridad, y el Amor, sobre todo, inspiró a qué más corazones desinteresados se únan y así dar una mejor atención al más necesitado.

El domingo 10 de diciembre del 2017, en Buenos Aires, Capital Federal, alrededor de 9am fue el primer día donde los jóvenes empezaron la recorrida entregando para beber café, mate cocido y jugo, y para comer, frutas, como banana y naranjas, también hubo galletitas, budín y pan dulce, ya que corrían los días previos a navidad.

Aquél día se les sirvió a alrededor de 25 personas su desayuno que contaba con cantidad apreciable como un vaso de café y jugo, una banana o naranja, y una porción de pan dulce o budín, o varias galletitas por persona, para que cada uno al que se le sirviera tenga un desayuno digno, como cada ser humano debe tenerlo. En total durante todo el mes se les ha servido a alrededor de 170 personas su desayuno.

Desde niños a ancianos se mostraban muy agradecidos y llenos de gratitud al ver la labor que con tanta convicción los jóvenes realizaban a lo largo del mes. Incluso ya se iban haciendo conocidos de algunos hermanos y se quedaban charlando y escuchando las historias personales de cada hermano que se animaba a abrir su corazón, ya que los jóvenes creen que el verdadero alimento es ese, el de escuchar, compartir un rato con cada persona que así lo quiera y poder intercambiar palabras e ideas y demostrar en este caso qué hay personas que hacen el bien sin mirar a quien, sino al contrario, a todo aquél que en este caso puedan hacerlo.

 La demanda domingo a domingo fue aún mayor y no solo se trataban de alimentos o algo caliente para beber, sino también de ropa, tanto para niños y adultos, hasta de bebés recién nacidos, también fueron pidiéndoles pañales, calzado y más cosas aún. Y sin dudas todo lo que les iba quedando al alcance a los divinos servidores ellos se los entregaban. Con lo cual los jóvenes están felices de poder hacer lo que hacen con mucho Amor. Todo fue cuestión de decidirse y salir a la calle llenos de Amor y Compasión, el resto que vaya sucediendo.