Comenzando Un Nuevo Año

Los jóvenes de toda Argentina siguen trabajando para alcanzar el objetivo que nuestro amado maestro encomendó durante la divina visita en 2018. Desde diferentes puntos del país, los jóvenes sirven comida a los más necesitados. Durante el mes de enero, repartieron 1474 platos de comida.

Por un lado, los jóvenes de Buenos Aires se reúnen los jueves por la tarde a cocinar y luego, reparten los alimentos a gente en situación de calle. El menú consta de un delicioso arroz con verduras. Durante este mes entregaron 463 platos de comida.  Asimismo, en la localidad de Escobar el grupo de jóvenes elabora diferentes menús para niños de dos merenderos. También realizan actividades didácticas con los niños.  En el mes de enero, los jóvenes repartieron 431 platos de comida para los niños y sus familias.

 

Otro grupo de jóvenes en La Plata, una ciudad ubicada a 90 km de la ciudad de Buenos Aires, se reúnen los viernes por la tarde para preparar sándwiches vegetarianos caseros. Luego, los reparten  junto con una fruta o alfajor de postre, a gente en situación de calle y a niños de un merendero. En enero sirvieron 210 sándwiches vegetarianos. 

En Salta, los jóvenes se reunieron una vez por semana y repartieron 138 viandas para las personas en situación de calle.


Una familia en la provincia de San Juan sirvió 72 viandas de comida.

Una joven familia de Iguazú se reúne con otros amigos y preparan comida para las personas más necesitadas. Todas las semanas reparten entre 35 y 60 viandas de comida, lo que equivale a un total de 160 viandas en enero. 

Para finalizar, un grupo de tres jóvenes y seis adultos realiza actividades de servicio en una residencia para mayores llamada Arrayanes en Córdoba.  El objetivo es llevar un poco de alegría a los abuelos de la residencia un domingo al mes.  Las actividades que llevan a cabo son juegos de entretenimiento para desarrollar las capacidades cognitivas y físicas. Los jóvenes son los músicos del grupo y ellos llevan canciones y cancioneros  para que los abuelos puedan acompañarnos. Se van animando cada vez más a cantar como solistas, payadores, guitarristas y bombo. En las últimas visitas se agregaron actividades de baile. El grupo intenta llevar alegría a los corazones de los abuelos y ellos a cambio les brindan amor, confianza y gratitud.