Actividades de Servicio de Los

Jóvenes de Argentina

Durante el mes de marzo, los jóvenes de diferentes partes de Argentina continuaron con la tarea que Swami les encomendó y repartieron 1938 platos de comida para los más necesitados. Las provincias que trabajan mes a mes son Buenos Aires (grupo de jóvenes de La Plata, Moreno, Escobar y CABA), Salta, Misiones y Córdoba. A su vez, los diferentes grupos de jóvenes organizaron algunas actividades recreativas con los niños para compartir amor y alegría.

Debido a las largas distancias entre las ciudades de Buenos Aires, se abrieron diferentes grupos de servicio para que la mayor cantidad de jóvenes puedan participar y servir a más personas necesitadas en su área. El primer grupo se sitúa en la Ciudad de Buenos Aires, se reúnen todos los jueves por la tarde para cocinar y luego repartir la comida a gente en situación de calle en el centro de la ciudad. Este mes, repartieron 375 platos de comida. En Escobar, los jóvenes se reúnen todos los sábados en el Ashram donde cocinan para niños y sus familias de dos merenderos. Luego, organizan algunas actividades recreativas para divertirse con ellos. Este mes, sirvieron 473 platos de comida. En La Plata, el grupo de jóvenes se reúne todos los viernes y preparan sándwiches vegetarianos de soja y gluten con pan casero. Luego, los reparten con una fruta de postre a niños y personas en situación de calle. Este mes, sirvieron a 268 personas. En Moreno, una joven familia prepara pizzas caseras todos los domingos y luego las reparten en zonas de bajos recursos. Este mes sirvieron pizzas a 138 personas.

Los jóvenes de Córdoba se reúnen los jueves en un barrio de bajos recursos donde cocinan  para la gente que vive allí. Sirvieron 120 platos de comida. Además, el grupo de jóvenes junto con algunos adultos visitan una vez al mes un geriátrico llamado “Los Arrayanes”. En cada visita, realizan diferentes actividades para pasar tiempo con los mayores. Esta vez, el grupo preparó una kermesse; así que crearon diferentes juegos desde sus casas para llevarlos el día de la visita. Armaron los juegos en un salón y formaron grupos con los abuelos para empezar a jugar.

Todos los juegos produjeron el milagro de lograr que los abuelos " se volvieran niños para divertirse a lo grande " (esta frase dicha por ellos).


Los jóvenes de Salta cocinan guiso de arroz y sopa para servir en un merendero de bajos recursos a niños, madres y abuelos. Este mes repartieron 402 platos de comida.


En Iguazú, una joven familia junto con algunos amigos se reúnen los domingos y cocinan guiso de arroz para repartir en zonas de mayor necesidad. Se trasladan en camioneta junto con sus hijos para ayudar a repartir las viandas.