UNA EXPERIENCIA - ARGENTINE 

Alegrando Almas

Sai Ram hermanos! Los jóvenes de Argentina les damos una cálida bienvenida la newsletter de julio.  Las actividades de este mes fueron: Narayana Seva en el barrio de Once (CABA), Sai Asis en el barrio de Devoto (CABA) y sonrisas en el Hospital Rivadavia (CABA).

 

Un grupo de jóvenes se junta todos los viernes a las 21.00 hs en Plaza Miserere (ubicada en el barrio de Once en el centro de la Ciudad de Buenos Aires) para dar comida y abrigo a las personas en situación de calle. En esta ocasión se repartió para comer un guiso de lentejas con galletitas, café y jugo, y por el frío se repartió ropa de abrigo para hombres mujeres y niños. Debido a que estamos en invierno, se agregó un día adicional por la baja temperatura: martes (el día más frio del año). Aproximadamente se repartieron 100 viandas. Todos pueden colaborar con donaciones y con su ayuda.

Otro grupo de servicio vista un geriátrico ubicado en el barrio de Devoto (un barrio residencial en la Ciudad de Buenos Aires) para llevar amor y sonrisas a la tercera edad. Una vez por semana a las 16.00 se juntan para compartir una merienda con cantos e instrumentos  y pasar un momento de alegría.

 

En el Hospital Rivadavia (ubicado en Recoleta, zona de hospitales) muchos niños y bebés se encuentran internados. Una de las mejores medicinas es la risa, entonces cada sábado a las 14.30, un grupo de jóvenes visita a los niños vestidos de payasos y comparte su tiempo para hacerlos sonreír. Cada uno lleva donaciones que incluyen: ropa para bebes, pañales, artículos de higiene, juguetes y cualquier otra cosa que los chicos puedan necesitar. En esta ocasión había cinco bebés y dos chicos que recibieron el cuidado de estos paya-médicos. Este staff de payasos se junta para dar donaciones, regalos y globos, jugar con ellos y tratar que sus días en el hospital sean más llevaderos. La receta médica de los payasos para ayudar con su pronta recuperación incluye inyecciones de amor, dosis de risas y píldoras de felicidad, lo que significa que todos pueden ayudar porque no es necesario ser un doctor para lograr que sus días sean más divertidos.


“Ama a todos, sirve a todos”