Region 2 banner 2021 - 2 Revised - Corre
Middle East header.png

En el mes de marzo tuvieron lugar muchas actividades que llevaron a cabo los jóvenes con energía y entusiasmo.

Distribución de comidas

Los jóvenes supieron de personas del vecindario trabajando como lavadores de autos que enfrentaban una época muy difícil debido al confinamiento actual. Los jóvenes Sai y unos cuantos niños balvikas tomaron acción de inmediato. Cocinaron ellos mismos comidas nutritivas y completas y las empacaron con gran cuidado, para distribuirlas a cerca de 35 beneficiarios.

Una de las personas que recibió el paquete de alimentos expresó su gratitud enviando el video de una canción a un voluntario. La canción dice:

¿Qué clase de hombre rico eres, que no se preocupa por los pobres?  Más bendita es la mano que da que la que recibe 

1.jpeg
2.jpeg
3.jpeg
4.jpeg
5.jpeg
6.jpeg
8.jpeg
7.jpeg

Servicio de distribución de refrigerios

Los jóvenes han estado participando activamente en la distribución de refrigerios vespertinos consistiendo de una fruta, un paquete de pan y jugo para el equipo de limpieza.

Muchos voluntarios contribuyeron de manera inmediata los artículos. Este mes en total se distribuyeron 280 refrigerios.

Los beneficiarios expresaron su inmensa gratitud y felicidad a los voluntarios, pues se sintieron conmovidos por su servicio lleno de amor y bondad. Estos jóvenes son motivados por una sola intención de ayudar a más personas que lo necesite, lo cual fue claramente visible en el entusiasmo y las ganas con que realizaron el servicio.

1.jpeg
2_edited.jpg
4.jpeg
3.jpeg
6.jpeg
7.jpeg

Un servicio fenomenal a necesitados en Uganda

La participación de los jóvenes también ha sido decisiva en la ejecución del gran servicio que trascendió las fronteras geográficas y tocó las vidas de los necesitados en Uganda.

Uno de nuestros hermanos notó mientras se encontraba en horas de oficina que un guardia de seguridad siempre aceptaba el té y los refrigerios que le ofrecían, mas nunca fue visto comprando té por su cuenta. Una conservación casual con el guardia reveló que no podía gastar ni un solo centavo en sus necesidades personales. Dijo que todo el dinero que ganaba elo mandaba a su familia que se encuentra fuera de Uganda, ya que de otra manera no podían tener dos comidas como Dios manda al día.

 

Al escuchar sobre la difícil situación de la gente en Uganda, los jóvenes Sai de Medio Oriente se conmovieron mucho. Esto les recordó que hay millones de personas alrededor del mundo que pasan hambre y sufren y que ayudándolos sus vidas serán santificadas.  

 

Al poco tiempo los paquetes de Amor Sai envueltos con amor y compasión llegaron no solo a la familia del guardia de seguridad, sino que también a las manos de muchas personas necesitadas en su comunidad en Uganda. Los jóvenes mismos coordinaron la iniciativa y organizaron la compra de los víveres, los cuales se compraron y distribuyeron de forma local. Cada kit de Sai Love (Amor Sai) puede proporcionar 2 comidas al día para una persona. Se entregaron kits a 10 familias, beneficiando así a 60 personas. Se proporcionaron un total de 3,600 comidas a estas familias.

1.jpeg
2.jpeg
3.jpeg
7.jpeg
8.jpeg