Servicio de Sai Ashraya

Swami No Se a Ido a Ninguna Parte

Bay Area Servicio

"Swami no se ha ido a ninguna parte, Él está con nosotros. Dentro de muy poco tiempo, el tipo de actividades de servicio que hemos realizado se difundirá por todo el país. No solo por el país, por todas las naciones y estas servirán a toda la humanidad y le proveerán protección y sustento. Por lo tanto, estén listos en su pensamiento, palabra y acción. No es suficiente que pronuncien la palabra “Swami, Swami” en sus labios; tienen que demostrarlo a través de actos de amor y servicio”.

- Discurso Divino, 25 de diciembre de 2015.

 

Si solo uno pudiera darse cuenta de la profundidad y la intensidad escondidas detrás de estas palabras. Los jóvenes de California del Norte apenas pudieron captar la profundidad de esta afirmación, pero seguramente se han esforzado por cultivar el deseo de desempeñar un rol pequeño en Su gran misión.

El equipo del Área de la Bahía, mientras trabajaba para encontrar una solución permanente para la situación de las jóvenes sin hogar, también han estado haciendo Narayana Seva cada semana para las personas sin hogar alrededor del Área de la Bahía desde hace un tiempo. Cuando el invierno de 2017 empezó a aproximarse y se volvió extremadamente difícil para las personas sin hogar permanecer en las calles, el equipo comenzó a incrementar su servicio para sus conciudadanos.

Homeless Situation

Hubo muchas ocasiones en que los voluntarios se habían encontrado con personas recolectando y comiendo de los tachos de basura, tiritando e intentando protegerse en las calles frías de la muy famosa ciudad de San Francisco. Habían sido testigos de las vidas de los jóvenes sin hogar abandonados y sin familia, dejando sus pertenencias en refugios temporales y luchando para sobrevivir cada día incluso con múltiples trabajos. Cómo reaccionaría Bhagavan a esto, siguieron pensando. Esto los impulsó a hacer más Servicio, entregando gorros de lana, frazadas, sopas, calcetines y café regularmente a fines de noviembre.

 

En la segunda semana de diciembre, en una fría noche de invierno, cuando un grupo de jóvenes conversaban sobre el Seva del día siguiente, de repente una persona dijo: “¡Qué bueno sería servir 500 platos de comida esta Navidad para Bhagavan!” Fue como si el número fuera casi mágico y el pensamiento viniera directo de Bhagavan. El hecho de que no habían intentado nada de este tipo antes no los detuvo. No había absolutamente ninguna duda de que su amado Bhagavan los ayudaría a expandir el amor y el espíritu de Navidad y celebrar la temporada con sus elegidos a través de este Seva.

Trabajaron en un plan para servir a 500 personas durante la Navidad y Año Nuevo y decidieron regalar estuches de atención médica junto con alimentos. Algunos de los objetos requeridos para los estuches de atención médica fueron comprados a precios increíbles a través de un contacto que les proveería a gran escala. Las ubicaciones de las actividades de servicio fueron confirmadas y se crearon eventos en la plataforma de One World One Sai para servir a la población sin hogar durante cinco días diferentes en ubicaciones diferentes esperando servir a 100 personas por evento.

Trabajaron en un plan para servir a 500 personas durante la Navidad y Año Nuevo y decidieron regalar estuches de atención médica junto con alimentos. Algunos de los objetos requeridos para los estuches de atención médica fueron comprados a precios increíbles a través de un contacto que les proveería a gran escala. Las ubicaciones de las actividades de servicio fueron confirmadas y se crearon eventos en la plataforma de One World One Sai para servir a la población sin hogar durante cinco días diferentes en ubicaciones diferentes esperando servir a 100 personas por evento.

 

 

Bhagavan había venido en el sueño de un voluntario dos meses atrás y le había dado una receta para unos vegetales al curry para servir a los Narayanas sin hogar. También le había aconsejado servir café. Por lo tanto, se decidió que sería una oportunidad perfecta para servir un poco de comida india picante y sabrosa durante dos de los cinco días. ¡Entre la planificación de los eventos en la plataforma One World One Sai y la organización de todas las cosas para el evento, las dos semanas siguientes se volvieron bastante ocupadas con un ajetreo de actividades! El 23 de noviembre de 2017, los voluntarios se reunieron en la casa de un Joven y ayudaron a envasar los artículos de los estuches de atención médica. Cada paquete preparado constaba de piezas cuidadosamente seleccionadas: un cepillo de dientes nuevo, dentrífico, desinfectante, jabón, loción para piel seca y un par de medias. Aproximadamente más de 400 paquetes fueron envasados en menos de tres horas.

 

El 24 de diciembre de 2017, los voluntarios habían preparado comida india de la cual luego se aseguraron de que estuviera hecha “BIEN” caliente antes de ser llevada a la ubicación seleccionada para servir. Fue después del evento que una voluntaria había descrito su experiencia, la cual ella tomó como una bendición de Bhagavan por participar en el Seva. Justo después de haber entregado el curry ese día, ella había conseguido un video de Bhagavan en túnica blanca bendiciendo a todos en Abhayahasta y había un hermoso villancico navideño en segundo plano. Lo más sorprendente fue que era de una amistad con la que no había hablado en mucho tiempo.

 

De regreso en la ubicación del evento, se dispusieron las mesas y se colocaron Roti, Dal Makhni, Kurma de vegetales, Muffin de chocolate y Bananas. Algunos voluntarios comenzaron a salir para invitar a los Narayanas sin hogar, pero antes de que el equipo lo supiera, había muchas personas haciendo fila para obtener comida y estuches de cuidados médicos. ¡Parecían disfrutar de la comida picante india en una fría noche invernal! Más y más personas aparecieron y los voluntarios cantaban villancicos de Navidad en un intento por expandir la alegría de la temporada. La comida fue muy recibida y a algunos Narayanas sin hogar les encantó tanto que volvieron para un segundo plato. ¡En menos de una hora, cerca de 135 personas fueron servidas y el equipo se quedó sin comida para los voluntarios! Muchos comentaron sobre cuánto les encantó la comida. Cuando le preguntaron a una mujer si quería un botiquín de cuidados médicos que tenía artículos incluyendo medias, ella inmediatamente señaló sus pies y dijo: “Miren, no tengo ninguna media, me encantaría tenerlas. ¡Muchas gracias!” Se les recordó a los voluntarios de Sai Ashraya sobre la declaración de época que Bhagavan había hecho en una de las entrevistas, que ustedes (nosotros) solo tienen que estar ahí y ÉL nos usaría como Sus instrumentos”.

Durante una de las noches en las que se sirvió comida, una persona sin hogar se dirigió al equipo y agradeció la comida, ¡e incluso preguntó quién había sido el cocinero! La persona incluso mencionó que el equipo probablemente debería iniciar un restaurante, porque ella verdaderamente disfrutó de la calidad de la comida y sus sabores. Sin embargo, otro acto de amor fue cuando una mujer sin hogar, al recibir una bolsa de dormir, se acercó a sus pertenencias y le entregó a una voluntaria una nueva y flamante cartera “Guess” sin abrir que había recibido como un regalo de otra persona amorosa con anterioridad. ¿Pueden creer que una mujer sin hogar le regale una cartera a una voluntaria? Todos estaban conmovidos por esta acción. Aun cuando no tenían mucho, los muchachos sin hogar están deseosos de compartir lo que tienen. Siempre se cuidaban mutuamente cuando los voluntarios se percataron de que una vez que sabían que la comida era servida, ellos traían a sus amigos o llevaban un plato para los que no podían caminar. Uno de los incidentes más conmovedores fue cuando una persona sin hogar en silla de ruedas llegó para tomar un poco de comida: sus ropas estaban despedazadas y sus pertenencias estaban atadas al costado de la silla de ruedas. Los voluntarios ayudaron para hacer un plato para él. Él comió la comida en silencio y un par de minutos más tarde, le preguntó a uno de los voluntarios: “¿Quién está organizando todo esto?”. Mientras un voluntario casi quiso gritar: “¡Es Bhagavan!”, ellos no estaban muy seguros si el hombre en la silla de ruedas comprendería. Y luego sucedió. El anciano hombre investigó dentro de su bolsillo, sacó un billete de 20 dólares y se lo entregó a un voluntario y exclamó: “Tengan, tomen esto y sirvan a más personas”. Mientras los jóvenes lo rechazaron cortésmente, fue tan alentador ver cómo las personas están dispuestas a ayudar a los demás, incluso las personas sin hogar que están necesitadas salieron y ofrecieron sus preciosas posesiones, ese fue el amor percibido durante el Seva.

 

A través de estas experiencias increíbles y el desbordante amor y apoyo del equipo de One World One Sai, el equipo de People Shores, voluntarios, amigos y familia, Bhagavan hizo posible servir no solo quinientos, sino más de setecientos platos de comida en varias ubicaciones a lo largo del Área de la Bahía en toda la última semana de diciembre (Temporada del Día Sagrado, es decir, la Navidad). Los Jóvenes Sai Ashraya del Área de la Bahía están eternamente agradecidos con Bhagavan por esta oportunidad de experimentarlo a Él a través de actos de amor y servicio.