Servicio en el Área de la Bahía

Este mes, los devotos del área de la bahía se reunieron para una nueva actividad de servicio. El equipo se agrupó con una de las organizaciones  locales liderada por un miembro del consejo de la ciudad, para servir el desayuno a los niños de familias de bajos ingresos. Fue una excelente manera de reunirse con hermanos estadounidenses que comparten la visión de servicio y amor desinteresado por la mejora de las comunidades. El área tiene una cantidad de escuelas pertenecientes a barrios de bajos ingresos y existe una enorme necesidad para  estos niños pobres en términos tanto nutricionales como educativos. Los devotos se reunieron con el director del programa a las 7:30 de la mañana el segundo sábado de marzo y discutieron el plan que incluía cocinar panqueques, servir frutas frescas, café, cereales, jugos de frutas y muchos otros. Fue un gran ejercicio cocinar con voluntarios no devotos de las comunidades locales que se unieron para apoyar esta iniciativa.

Después de aproximadamente una hora de preparación, el equipo estaba finalmente listo para servir. Cerca de las 8:30 hs, se abrieron las puertas de la escuela primaria y, lentamente, muchas familias ingresaron con sus niños pequeños. Hubo muchas risas por parte de los niños, y muchos otros corrían a su alrededor. Fue tan festivo estar con niños, y no es de extrañar que se diga que los niños son como Dios. La energía que brindan es fantástica, y el hecho de saber que el equipo iría a servir un desayuno cálido y fresco a estos niños, los hizo sentirse más espléndidos.

 
Todos los niños, junto con miembros de la familia, formaron una fila. Estas son personas que traen a sus hijos para que tengan un desayuno saludable y también para hacer que participen en actividades educativas que tienen lugar después del desayuno.

El equipo tenía 2 voluntarios que sirvieron cereales a las familias y a sus hijos. Los voluntarios adultos “muy jóvenes”, quienes luego de ayudar a cocinar el desayuno y servir a los niños, se unieron a los otros niños para el desayuno.

Hubo una actividad planificada después del desayuno donde los voluntarios querían enseñarles a los niños con el fin no solo de entretener sino también de promover los valores humanos de los que Bhagawan habla a menudo. Los voluntarios escogieron historias y actividades que enseñan a los niños sobre Amor, desinterés, Paz, y otras virtudes. Fue una gran jornada, en la que tanto los niños como los voluntarios se sintieron felices de ser parte.
 
Varios de los niños tuvieron que ser sacados afuera porque no querían dejar a los voluntarios. El equipo enseñó historias llenas de amor y servicio a unos 20 niños provenientes de familias de bajos ingresos. A través de estas discusiones, a los niños se les transmitió conocimiento sobre el racismo, la desigualdad, el coraje y otras cosas importantes que los harían conscientes y seguros de sí mismos.

Fue un evento tan grandioso y alegre que el miembro del consejo, que también es el director ejecutivo del programa, presentó el equipo al director y a las autoridades de la escuela y los invitó una vez más a la próxima actividad del tercer sábado. Los mismos voluntarios, junto con unos cuantos más, se unieron al tercer sábado nuevamente y se sintieron felices de ser parte de la actividad. El miembro del consejo estaba tan feliz de ver la dedicación con la que el equipo planea participar, de manera más regular y también inculcando el mensaje de Bhagawan de Amor, paz, rectitud y verdad a los niños.

El equipo utilizó a One World One Sai para planificar, rastrear y ejecutar los proyectos. También se compartió una breve demostración con todos durante la Conferencia One World One Sai que se llevó a cabo durante la primera semana de marzo en el Área de la Bahía. El equipo planea ofrecer todos los proyectos de servicio a través de One World One Sai a los pies de loto de Bhagawan Sri Sathya Sai Baba.