Servicio de Sai Ashraya

Seva – Agosto 2017

Los jóvenes del Norte de California se reunen todos los sábados con sentimientos de unidad y amor. Tienen solo un propósito, servir a los vecinos de la sociedad que no tienen las necesidades básicas como comida y refugio. Los voluntarios cocinan alimentos de desayuno diferentes como burritos, sopa caliente y otros similares y van a servir en las calles de San José. Hay tantas experiencias llenas de amor durante el Seva, que el equipo entendió lo que Bhagawan dice “No servimos a los demás, nos servimos a nosotros mismos.”

Hubo una instancia notable que transformo a todos los presentes: Una persona necesitada estaba parada afuera de un restaurante en las horas de la mañana y el restaurante no lo dejaba entrar. La gente dentro del restaurante no le prestaba atención. Fue muy duro ver lo que sucedía, ver a la gente dentro del restaurante comiendo y pasando un buen rato mientras que el amigo necesitado los veía deseando un poco de comida. Cuando los jóvenes se le acercaron con comida caliente y un burrito vegetariano, agarro la comida y se la comió ahí sin pensar por un segundo más. Parecía que el hombre no había comido en días por la manera que se devoró la comida. Solo después de comerse toda la comida fue que levanto los ojos para ver quien fue quien le dio la comida. Fue una visión desgarradora para los jóvenes ver cómo los alimentos son valorados por ciertas personas. Fueron experiencias así las que motivaron a los jóvenes a llevar a sus niños con ellos para repartir comida,  para ensenarles la necesidad del “control de los deseos” proporcionado por Bhagawan. Los niños de los voluntarios ahora consideran a los indigentes como parte de la familia y piensan en ellos. Este pensamiento desinteresado los lleva a tomar decisiones y los convierte en ciudadanos amorosos del mundo.

 

Mientras que los jóvenes les dan desayuno a los amigos necesitados, internamente el motivo es derretir el hielo con ellos. Hacerse amigos y enseñarles amor, entender sus luchas e identificar la mejor ayuda que se puede proporcionar para sacarlos de las calles permanentemente.