Servicio de Texas

Servicio Huracán Harvey

La mañana del sábado 9 de diciembre de 20017 fue una hermosa, fresca y soledad en Houston, Texas. Sin embargo, esto no era suficiente para disipar los recuerdos de trauma y sufrimiento que el Huracán Harvey había dejado en las y los habitantes de Houston. YAs locales, e incluso pertenecientes a Dallas habían llegado. Recorrieron el trayecto esa misma mañana con cuatro horas de anticipación para llegar a tiempo. Este seva continúa siendo un referente de colaboración y cooperación entre múltiples organizaciones e individuos para traer a esta ciudad de vuelta a la vida. Un verdadero ejemplo del YO a NOSOTROS a ÉL. Dicho huracán es clasificado todavía como el desastre natural más caro dentro de la historia estadounidense y en añadidura, 90% de las y los habitantes de Houston no tienen seguro contra inundaciones. 

En este día en particular, la Juventud se encontraba colaborando con Sewa y Nechama. La última es una organización judía de apoyo en desastres, sin embargo, sólo un integrante practica la fe judía, demostrando con ello la Unidad en la Diversidad. La mayoría de las y los voluntarios provenían de lugares fuera del estado y residían temporalmente en una iglesia en un esfuerzo por seguir dedicando su tiempo y amor.    

Esta es la abrumadora visión de amor y apoyo que continúa vertiéndose a pesar de que las cámaras ya no estén documentando. En este día en específico, las labores se enfocaban en la limpieza profunda y exhaustiva  de una casa inundada perteneciente a una persona mayor en Rosharan, Texas.

 

Una vez que el seva comenzó a plena marcha, no importó a qué organización se pertenecía o qué logo o emblema se portaba. Todas y todos estaban Unidos en Uno en esta labor de Amor. A pesar de meses y meses de trabajo, el olor de los hongos negro permanecía en el ambiente, dificultando el trabajo aun portando máscaras de trabajo pesado. Los pisos eran inestable y en cierto momento, la casa entera comenzó a tambalearse. Estos son algunos de los peligros con los cuales estas hermosas almas trabajan incesantemente con tal de terminar la tarea. No eran obreros ni contratistas profesionales, sin embargo, con la gracia de Bhagavan, nada podía obstaculizar su camino.