Texas Service

Seva Para las Personas Sin

Hogar de Houston, Texas

Los Jóvenes Sai se prepararon nuevamente para unirse a sus otros hermanos y hermanas de armas por una  tarde más de jueves con el fin de mostrar su Amor y solidaridad a los jóvenes sin hogar de Houston, Texas. Veintitrés jóvenes de entre 13 y 21 años de edad se presentaron este día en la iglesia que se utiliza para celebrar la Noche de la Juventud, organizada por Montrose Grace Place. Las puertas se abrieron a las 6 pm a medida que los ansiosos jóvenes se abrían paso. Muchos rostros familiares y unos cuantos bastante nuevos. Todos recibieron pases de autobuses gratuitos, como de costumbre, cuando se registraron. Tan pronto como todos tomaron sus asientos en las mesas del comedor, los voluntarios se diseminaron entre ellos. Se sirvió una comida deliciosa y abundante para el contento de sus corazones mientras los voluntarios cenaban y participaban con ellos. Usualmente, los jóvenes son bastante vivaces y expresivos, mientras que otros son callados y reservados.

Aunque por lo general conversan entre ellos, hubo un joven que participó de manera muy apasionada con uno de los voluntarios que compartió sus conocimientos de la Biblia, y la profundidad y el detalle fueron asombrosos. Una cosa fue muy evidente, y es que pueden ser personas sin hogar, pero su coeficiente intelectual es realmente alto. Esta vez, se enteraron de que la muchacha junto a ellos y también su amiga habían sido apuñaladas en el pasado. Una en la espalda y la otra en la cabeza. Lo que fue esa travesía, solo Bhagawan sabe, pero la cantidad de dificultades y violencia que estas Almas Divinas enfrentaron en sus vidas pasadas y presentes es también muy común.
 
 

Después de la cena, hubo una actividad para Jóvenes donde la gente de Legacy Clinic (una clínica gratuita que atiende principalmente a la comunidad LGBT) se acercó a coordinar y liderar con su propio resplandor y entusiasmo. Durante esta actividad programada, hubo un momento en que los jóvenes volvieron al “armario” de a dos para servirse con una variedad de ropa, pañales, artículos de tocador, etc., hasta que todos obtuvieron su turno. Los voluntarios ayudan de cualquier manera que pueden mientras continúan interactuando con ellos.

A pesar de que ofrecen sesiones de “grupo” o sesiones de asesoramiento al final de la noche, la mayoría de los jóvenes sin hogar tienden a dejarlo por ese día y dirigirse a sus respectivas ubicaciones. Sin embargo, esta noche en particular, tres jóvenes decidieron quedarse. Todos se sentaron en un círculo y una joven en particular, que era bastante regular y también muy jovial y vibrante, decidió compartir algo bastante doloroso. Era evidente que ese día, ella no se comportaba como usualmente lo hace. Se abrió y comentó sobre las previas agresiones y la apuñada de su actual ex novia y cómo ella continúa sufriendo de ideas suicidas y de victimización. Habló sobre cómo estas experiencias provocaron exabruptos de ira y cómo esto interrumpió su capacidad de mantener un trabajo. Estuvo tomando medicamentos que la calmaron un poco. Los voluntarios pacientemente la escucharon y la aconsejaron de la mejor manera posible pero la parte más importante de estas sesiones es “Escuchar” y crear un ambiente de Amor incondicional y comprensión sin prejuicios. Todo el tiempo, asegurándose de que los Jóvenes estén seguros y llamando a los profesionales necesarios si sintieran que alguien estuviera en peligro inmediato para ellos mismo u otros.

 

La larga noche llegó a su fin y la profundidad y la oscuridad a la que los jóvenes se sumergieron esa noche fue desafiante y conmovedora, por decir lo menos. Que Bhagawan continúe guiando a los jóvenes para que se mantengan fuertes e irradien su luz lo más brillante posible, ya que ellos sostienen la visión para un mañana mejor y más brillante.