Servicio de Texas

Alimentar A La Necesidad- Texas

En la auspiciosa ocasión de Guru Poornima el 9 de julio de 2017, los jóvenes de Houston se reunieron una vez más para su Seva mensual como una ofrenda de amor a su divino Gurú. La actividad de Seva consistio en preparar y entregar loncheras para el almuerzo a las personas necesitadas en varias áreas oprimidas de la ciudad. Cada bolsa contenia sándwiches de Tofurkey (hechos con rebanadas de tofu vegetariano, mayonesa, mostaza y pepinillos), galletas de queso y una botella de agua.

Después del canto de Aumkars y Gayatris invocando bendiciones para el Seva, los jóvenes se dirigieron a las areas previamente identificadas para la distribución. Como siempre, fueron recibidos con sonrisas cariñosas y gratitud mientras repartieron las bolsas de comida. El calor abrasador del verano había tomado claramente su peaje, dado que muchas de las almas estaban agotadas, acostadas en el piso y pidiendo las botellas de agua para sí mismos. Otra observación asombrosa fue que cada mes el número de personas que viven en estas áreas crece y es indicativo a la gravedad del problema y la necesidad crucial de más actividades de servicio.

Los jóvenes tenían un objetivo no sólo para distribuir las bolsas de almuerzo, sino también para interactuar con estas personas proporcionándoles un oído atento, escuchando sus experiencias y problemas y, por tanto, entender qué más se puede hacer para ayudar. Esta vez una joven tuvo dos experiencias maravillosas que salieron de estas conversaciones.

 

Un muchacho estaba muy curioso por entender qué es lo que impulsa a los jóvenes a cuidar a personas como él que son completamente extraños dado que fue robado por sus propios hermanos la noche anterior. El joven le explicó que todos somos uno, sirviéndole a él se sirven a sí mismos, y todo esto se hace por amor puro. Esta respuesta le sorprendió y apreció mucho el gesto tan amable. Los jóvenes sabían que Swami los estaba utilizando como instrumentos para impartir Su amor ilimitado a esta única alma que probablemente se sintió muy privada de ella después de lo que acababa de pasar.

 

Otro ejemplo fue el de una mujer con ojos llorosos que se acercó a la joven diciendo que había perdido recientemente todo el dinero que le quedaba y les pidió que la ayudaran con suministros sanitarios. La joven, de buen grado, aceptó esta petición y se fue a una tienda cercana y compró los artículos que necesitaba desesperadamente. Estaban exaltados al ver un suspiro de alivio y una sonrisa en su rostro. A través de estos incidentes, Swami reveló cómo su tiempo es siempre tan perfecto - si los jóvenes hubieran decidido hacer su Seva hacia el final del mes como siempre lo hacen, no hubieran tenido la oportunidad de estar allí para estos dos individuos en su Tiempo de necesidad.

Después de concluir otro maravilloso Seva, los jóvenes reflexionaron sobre haber completado exactamente un año de hacer esta actividad de Seva. Cada mes aprendieron algo nuevo y trataron de mejorar la calidad de su Seva para ayudar con el problema de la falta de vivienda en su propia ciudad que de otra manera sería completamente desconocido para ellos. Se sintieron