Personal Transformation Experience

Entrevista A Gobernadora De Comunidad Rarámuri 
Vistas Del Cerro Grande 
María Yolanda Hernández Cruz

“Yo vengo de municipio de Norogachi y mi comunidad se llama Siquirichi” (en la Sierra Tarahumara de Chihuahua). Mis papás, Eliseo Hernández Espino (57 años) y María Teresa Cruz Holguín (55 años), viven aún en la sierra. De mis hermanos, dos fallecieron y viven cuatro: dos hombres y dos mujeres, que viven también aquí en Chihuahua”.

Yolanda estudió la primaria allá en Siquirichi en un internado. A ella le hubiera gustado estudiar más, pero “ya no se pudo más. Éramos muchos hermanos y mi papá no alcanzaba con lo que nos tenía que dar. Antes no había apoyo ni nada para estudiantes. Allá no hay suficiente trabajo, de lo que uno gana, apenas alcanza. Todos estudiamos, menos el menor”.

 

“Uno se viene por falta de trabajo. Allí en el rancho no me gustó, si está muy bonito, pero desde chiquita empecé a darme cuenta que no había trabajo y que ahí la gente batallaba mucho para buscar de comer y yo, por lo mismo, me vine para acá. Yo tenía una tía aquí, no vine con ella, sino según yo nomás vine a trabajar, pero al último me quedé aquí”.

 

VIVIENDO EN LA CIUDAD.

“Tenía 17 años, (cuando llegué a la ciudad) trabajaba en casas para juntar dinero porque no quería pagar renta y quería tener mi propia casa y así fue que logré comprar un terrenito. Y ya de 21 años, ya andaba con el terreno. Luego, luego me lo entregaron en 3 meses, aquí en esta colonia de Vistas Cerro Grande. Pues ya compré mi terrenito aquí y pues ya estaré viviendo para siempre aquí.

 

Yo ahorita aquí tengo 18 años en esta colonia. Cuando llegué no había nada. Eran puros terrenos baldíos así, sin casa, sin nada. Bueno yo fui casi la única que llegué primero. Porque vivíamos casi muy solos cuando nosotros vinimos aquí al lugar. Si, aquí estaba lleno de zacate, de mezquites y acá arriba también, pero ahora ya está todo, ya se llenó. Si, muy pronto avanzó esta colonia.

Tengo 39 años (de edad), voy a cumplir los 40 el año que viene. Tengo a mi esposo Bernardino Olivas Espino, que trabaja en la obra. De mis hijos, nomás el niño grande, Jorge, nació allá en el rancho, con él me vine de allá. Ahorita ya tiene 21 años. Y luego ya los otros dos nacieron aquí en Chihuahua: Ángel, el de en medio, tiene actualmente 17 y la pequeña, Mayra, que tiene 5.

 

¿COMO FUE Y COMO SE DIO QUE LLEGÓ A SER COORDINADORA?

“Es que yo desde el principio, cuando andaban brincando muchas de mis compañeras, no sabían de papeles, no sabían en qué lugar iban a comprar terreno o que requisito pedían en Gobierno. Entonces pos yo le ayudaba y pos a mí siempre me gustó ayudarles y luego como yo sabía más o menos de eso, entonces pues ya les decía yo que necesitan tal papel, en tal lugar en el centro donde te puedan vender un terreno. De Coordinadora tengo 3 años y medio, vengo siendo representante de esta colonia”.

 

“A mi me gusta ayudar la gente. Me gusta ayudar mucho,  porque yo sé lo que se sienten ellos cuando no saben una cosa. Hasta ahorita y hay uno que tiene familia y todavía me piden apoyo, que la lleve al registro civil, o a la junta del agua, dondequiera, dondequiera. Yo ya sé manejar muy bien esta cosa por esto. Pues gracias a Dios. Dios es el me esta diciendo, pues ayuda a esta gente porque no sabe”.

 

COORDINADORA, ¿ELECCIÓN O DESIGNACIÓN?

“Dijeron que aquí en esta colonia había muchos indígenas que ya tenían necesidad de materiales para brincar a su terreno. Entonces a ellos les dijeron que porque aquí no había coordinadora, que se necesitaba una aquí, pero indígena. Entonces vamos a proponer una coordinadora para que ya no nos rechacen nada en el centro, porque nos están pidiendo, nos están preguntando por la Coordinadora”.

 

“Entonces yo no sabía de esto; de poco a poquito fui yo sabiendo. (Aprendiendo) Si, porque yo de eso si no sabía. Si sabía más o menos, pero no tanto como ahorita”.

 

DIFICULTADES.

“Se me hace difícil porque es muy pesado las cosas, porque andas de ahí pa´ acá y luego también pierdes día cuando andas. Pues uno tiene que estar cuando te llega una cosa, cuando te dicen que vayas en tal lugar, pues tienes que ir. O si te dice o si me piden mis compañeras un apoyo, pos tengo que ir a llevarlas, a ir hacerles las cosas. Y luego pos es que yo misma me estoy dando cuenta que una gobernadora tiene que ser por mucha responsabilidad. Porque uno, es que no es poquito que te llegan en tus manos las cosas, es mucho. Sí, porque una Coordinadora tiene que ser, de muchas cosas, responsabilidad”.

 

 

 

APOYOS.

“Nosotros hemos ido mucho en el centro con el gobierno porque tenemos necesidad aquí de los materiales para la vivienda. Muchas agencias de gobierno no han ayudado.

 

¿TIENES QUIEN TE AYUDE EN ESTO?

“Creo que ahora voy a andar sola.  Aquí enfrente. Ellos son un partido político que ayuda a pobres e indígenas. Bueno, éramos todos de este partido. Bueno, más bien somos todos del partido. Porque si no fuera por ellos, nosotros ahorita estaríamos todos bajo recursos. Con ellos salimos adelante. Ellos son como yo también, pero más que ellos trabajan todo revueltos, todo mezclados también; con indígenas y con Chabochis (no Indigenos). Nosotros hacemos la junta aparte y losCchabochis apartes. Si, tenemos dos prioridades. Y pos ya cuando ya nos llegan a conseguir algo de materiales, pues siempre me encargo yo de mis compañeras. Igual allá, igual aquí también”.

 

“Bueno, pero pues dondequiera que he ido yo, si me hacen caso, si me están atendiendo muy bien porque no ando sola, sino que ando con Dios, por eso. Es que si no me resuelven la cosa, es que yo voy y voy hasta que no me resuelven, hasta que no digan que sí, es si ya. Pues es que la cosa que si no se esfuerza uno, no, nunca te van a atender”.

 

NECESIDADES.

1. Escuela para Rarámuris.

“Ahorita lo que si nos hace falta es una escuela; otra escuela, porque si tenemos escuela, pero para nosotros no, porque estamos mezclado. Entonces mis compañeras, hay muchas que no metieron a (sus niños a la) escuela porque ahorita están llenando mucho las escuelas por(que) no hallo cupo. Como ya van llegando más gente a vivir acá, entonces la escuela se llena. Si, eso es lo que yo quisiera: que aquí en la colonia nos pusieran otra escuela primaria, secundaria. Si, porque eso es lo que nos hace falta, porque hay muchos que no los mandan a la escuela, porque ya no hay lugar, ya no hallo cupo. Eso es lo que yo estoy viendo ahorita.  Aquí vive ahorita 32 familias”.

 

2. Terrenos para 6 familias.

“Aquí en esta colonia ahorita hay unas personas que si viven bajos recursos, como 5-6 familias. Viven todas en un solo terreno de 7 por 18 metros. Muy poco espacio. Ellos no tienen terreno para cada familia. Yo les he dicho, vayan y compren. Es que yo les he dicho: vamos, para que tenga su propio terreno. No sé porque no me harán caso, a lo mejor no tienen trabajo con que pagar el terreno y pos no, no me responden. No sé, es que todavía son jovencitos que van creciendo, entonces a la mejor no les interesa todavía. Pero yo les he dicho vayan consiguiendo terreno porque después van a batallar y después va a haber muy lejos terreno. Ahora que hay por aquí cerquita y al rato lo van a mandar muy lejos. Pero voy a empezar a unirlos la gente para decirlo, porque si está muy pesado esto, para que estén viviendo 5 familias en un solo terreno”.

 

SU OPINION SOBRE EL SERVICIO.

“Yo estoy muy agradecida con ustedes por haber venido aquí a atender a las compañeras, porque yo se que ellas les hacía falta. Porque nosotros no hemos tenido ningún lado apoyos así como ustedes. Ningún lado que nos dieran una cosa así como nos están dando ahorita comida servido. Yo estoy ahorita estoy muy contenta con ustedes porque yo sé  que, pos eso es un bendición tan grande de Dios, que les trajo. Si nos están apoyando muy bien”.

 

OPINIÓN DE SAULO ACERCA DE YOLANDA.

El trabajo de ella es muy valioso y muy respetable. ¿Por qué? Porque no es gente que busque una ayuda para ella, ella busca el beneficio de su gente. Eso lo hemos vivido con ella, hemos trabajado también con ella y para nosotros, ella es alguien muy especial. Nosotros nos dirigimos con ella, le decimos júntanos a tu gente, tráenos a tu gente, ve por tu gente y ella se mueve, los trae, los invita.

 

Es muy difícil esta situación para ella, pero lo hace porque es muy desinteresada. Ella tiene un corazón muy bonito, un corazón para servir.

María Yolanda Hernández Cruz

Region 4

Mexico