Refugio Indigente – Un Sistema de Lotería

Jóvenes del Norte de California – Actividad de Seva – Enero 13, 2017

                Para empezar el nuevo año con servicio, los jóvenes y adultos se reunieron temprano en la casa de un joven para participar en el servicio de desayuno para los hermanos y hermanas indigentes. Fue el Domingo 8 de Enero y nos reunimos alrededor de las 5:30 de la mañana para cocinar sopa y burritos. Preparamos 54 burritos y terminamos a las 7:30. Nuestra hermana Sai escogió los mejores vegetales y cocinó desde cero para dar la comida más sana posible. Así seguimos la palabra de Bhagwan “cuando le das algo a los demás, hay que asegurar que la calidad de lo que das es igual a algo que tú mismo disfrutarías.” El plan era llegar al centro de San Francisco a las 8am y estar de regreso a las 10am. Además de repartir comida, íbamos a tratar de pasar un tiempo hablando con la gente que servimos. Normalmente son ignorados por la gente que los pasa en la calle y están cansados de estar solos.

          Entonces después de rezarle a Bhagwan, 4 hermanos Sai manejaron al destino y repartieron loa 54 burritos y sopa caliente a los necesitados. Era una mañana friolenta y los indigentes saborearon la sopa caliente y el burrito. Durante esta actividad de servicio, un hermano Sai tuvo una conversación muy interesante con un hermano indigente, cuyo texto se comparte a continuación.

“El amor es sutil, pero el servicio es tangible. Cuando el amor se transforma en servicio se convertirá tangible.” –[Sai Uvacha Vol 3; Discurso -18; Pg;231]

Bob:    Es originalmente de Guatemala y vivió en Houston, Texas y es un residente permanente. Perdió su trabajo de manufactura (cuello azul) y poco después perdió su casa y carro también. Busco en el internet y encontró que San Francisco es el sitio más simpático para los indigentes. Entonces se montó en el autobús y llego a San Francisco después de 5 días de viaje. Pasa todas las tardes en la biblioteca preparándose para entrevistas. Estaba muy feliz de recibir sopa vegetariana, normalmente tiene que comer carne en los refugios porque no hay alternativa y él es Budista. Nos contó cómo funcionan los refugios y porque la gente prefiere vivir en la calle:

 

  1. Casi todas las personas que viven en los refugios tienen sus grupos y hay peleas frecuentes entre los grupos. Si vas al refugio por primera vez puedes esperar algún tipo de abuso verbal o físico. Por eso es que grupos de amigos se reúnen y se quedan en la calle en esquinas para estar más seguros. Hay pandillas y grupos en la calle y en los refugios. La policía sabe adónde la gente duerme y los dejan quedarse ahí, pero en la mañana pasan a las 6 espantando a la gente que están enfrente de los edificios y las áreas turísticas

  2. Casi toda la gente que vive en el refugio necesita ayuda psiquiátrica. Los refugios pueden ayudar a los residentes cuando ellos les explican sus necesidades, pero muchos no saben que sufren de enfermedad mental. Por eso no saben pedir ayuda y no reciben el tratamiento apropiado.

  3. Los refugios no hacen suficiente para mejorar la calidad de la vida, solo proveen comida y cama, pero sería bueno que los refugios ayudaran a encontrar trabajo. Nuestra vida es como un circulo: si ganamos la lotería de refugios tenemos comida a una cama por 90 días, pero después terminamos en la calle otra vez. Nuestras vidas dependen completamente del algoritmo aleatorio que la computadora usa para identificar quien recibe refugio.

  4. La historia de Bob realmente tocó a uno de los hermanos Sai que está aquí en los Estados Unidos con la visa de trabajo H1B. El encuentra las paralelas entre el algoritmo aleatorio que identifica quien recibe visas y el algoritmo que usan para identificar quien recibe refugio. Mucha gente en otros países sueñan con ganar la lotería de visas y poder empezar una vida mejor en los Estados Unidos. Pero la gente como Bob que ya están en los Estados Unidos sueñan con ganar la lotería de refugio para tener comida y cama.

  5. La interacción con Bob nos inspiró a todos. “La ironía de la vida es que nos olvidamos decirle gracias al Señor por todas las cosas básicas que tenemos. Bhagwan ha sido tan amable con nosotros, guiándonos a hablar con la gente que tratamos de ayudar. Para que sepamos y entendamos lo agradecidos que debemos ser por el estilo de vida que tenemos, pero al mismo tiempo oramos por estas personas que han estado sufriendo en las calles "